Recupera tu Relación Perdida

"No me hablo con alguien de mi familia o un amigo..."

Uno de los temas que preocupan a muchos de mis clientes son las malas relaciones o las Conversaciones Pendientes, ya sea con algún familiar, con un amigo/a o con algún ex.

 

-¿Qué son las Conversaciones Pendientes?

 

Son esas conversaciones que deberíamos tener con esa persona amiga, familia, o expareja, porque en un momento dado de nuestra relación nos enfadamos, discutimos o nos hizo algo lo suficientemente “malo" (según nuestra perspectiva) para que no volvamos a dirigirle la palabra. Aun así, la consideramos “Conversación Pendiente” porque en el fondo sabemos que deberíamos tenerla, porque queremos a esa persona, la echamos de menos y necesitamos volver a estar cerca de ella.

Como te decía, este es un tema que preocupa a muchas de las personas a las que ayudo con mi trabajo, en el caso de María, cuando empezamos a hablar no le daba importancia a esa falta de relación y decía que no le preocupaba (llevaban mucho tiempo así y no pasaba nada…) pero a medida que íbamos hablando, el tema empezó a emerger y María reconoció que aunque no era un tema que no la dejara dormir, sí que era un tema que acudía a su cabeza muy a menudo.

 

Llegados a este punto le pregunté cómo se sentiría si volviera a relacionarse con esa persona (en este caso su padre) y tuvieran una buena relación, al fin reconoció que su vida mejoraría un 50% pues desde que no se ven ni hablan, su vida ha ido perdiendo calidad y no se siente muy satisfecha con ella. Antes veían el futbol juntos (ya que son del mismo equipo) comían pipas en la terraza y se divertían metiéndose con su madre y sobre lo mal que cocina……y ahora todo eso se acabó, cuando llega a casa sus padres, ella procura no mirarlo a la cara (para que así le duela menos) y comen los tres en silencio (en ese momento fue cuando no pudo aguantar las lágrimas y estas salieron en cascada al recordar lo felices que habían sido).  Al final del artículo te cuento como consiguió María retomar esa relación que ambos, tanto echaban de menos.

 

-¿Qué puedes hacer entonces?

 

Antes de nada debes tener claro que eso es lo que quieres, no me sirve que digas, que tu pareja lleva tiempo diciéndote que debes solucionarlo, debes ser tú mismo/a el que esté convencido que es lo que quieres y que si lo consigues serás mucho más feliz que hasta ahora, porque echas a faltar su risas, sus conversaciones, como te hace sentir y como te trata en general y no vas a perderte todo eso por una estúpida discusión en que ambos estabais nerviosos y os dijisteis cosas que no pensabais.

 

Cuando estés totalmente convencido que eso es lo que quieres, ¡PUES ADELANTE! Vuelve a relacionarte con esa persona que echas de menos y que quieres que forme parte de tu vida de nuevo.

 

-¿Qué hacer para reanudar esa relación perdida?

 

La mayoría de las relaciones rotas siguen así porque una de las dos partes no es capaz de perdonar a la otra. Si en tu caso es el otro el que no puede perdonarte deberías diseñar un guion (escribir una lista) con todo lo que quieres decirle para disculparte (si es que le ofendiste) o simplemente preguntarle qué hiciste o dijiste que le ofendió y que te gustaría enmendarlo y pedirle disculpas para empezar de nuevo y prometiéndole que no volverá a suceder nunca más.

 

Pero si eres tú el que no puede perdonar al otro, te aconsejo que pienses en estas reflexiones que hace Yoshinori Noguchi, autor de “La Ley del Espejo” un pequeño libro que habla sobre el perdón y sobre cómo gestionar una relación rota.

 

Cuando piensas “No se lo puedo perdonar” significa que todavía vives atado al pasado y que tu corazón está repleto de rencor hacia esa persona. Y cuando dices: “No se lo puedo perdonar y por consiguiente no conseguiré nunca la paz interior”, te estas asegurando sufrimiento de por vida.

 

Si esto es así, solo tienes dos opciones “Perdonar o No perdonar” si escoges la segunda opción te quedarás anclado en el pasado, pero si escoges la primera tanto tu cuerpo como tu interior se calmará y podrás relajarte. Te liberarás del pasado y conseguirás la Paz y la Libertad del Espíritu.

 

El hecho de perdonar no significa que demos el visto bueno a lo que nos han hecho o que lo pasemos por alto, significa que nos liberamos del pasado que nos ata, que dejamos de hacer reproches y escogemos la calma de los momentos presentes. Perdonar a alguien es algo sólo para ti…..para nadie más.

 

Antes de perdonar debes comprender que te han herido y que lo aceptas y que te aceptas a ti mismo. Al perdonarte a ti mismo te auto-aceptas y al auto-aceptarnos conseguimos el alivio que nos posibilitará el perdón.

 

-Los 8 pasos para Recuperar la Relación Perdida:

  1. Escribe una carta explicando con detalle “Qué te hace sentir esa persona con la que no te relacionas y que no puedes perdonar”.  Puedes incluso describir una escena en la que te sentiste mal con ella.
  2. Explica también los motivos que crees que la llevaron a comportarse así. No juzgues, sino intenta comprender y empatizar con la otra persona.
  3. Relee lo que has escrito y valóralo. Cómo te hace sentir esa persona, los motivos que la llevaron a comportarse así contigo, etc. Todo ello hará que te des cuenta de cosas que hasta ahora no habías observado o quizás por tu propio enfado no querías verlo desde otra perspectiva.

Esta es la primera parte del Programa (los tres primeros pasos) que te ayudarán a recuperar tu relación perdida y la cual estás deseando recuperar, porque gracias a ella serás más feliz, te sentirás mejor contigo misma/o, esa persona te hace mejor persona, te ayuda a crecer…..o si no es así, como mínimo te ayuda a sentirte plena, desde que no habláis sientes que te falta algo o simplemente crees que la vida es muy corta para discutir por tonterías y dejar de hablarte con alguien que es de la familia o casi.

 

Con estos tres puntos podrás empezar a reflexionar sobre tu situación, pero con los otros cinco que faltan conseguirás que vuestra relación sea como cuando la dejasteis e incluso puedo asegurarte que evitará que volváis a discutir en mucho tiempo, pues os daréis cuenta de que la vida es algo más y como antes he dicho, es muy corta para desperdiciarla.

 

Volviendo a María te diré que ella consiguió recuperar la relación con su padre gracias a mi programa “Recupera tu Relación Perdida” y en menos de un mes su padre y ella volvían a comer juntos la comida incomestible de su madre, pero riéndose y compartiendo su tiempo como habían hecho hasta que se distanciaron.

 

Déjame que te ayude a ser más feliz de nuevo, como hice con María, gracias a recuperar esa relación que creía perdida y te prometo que si no lo consigo, te devuelvo el dinero que has invertido en mi programa.

 

Aprovecha esta oferta que he creado para que estas Fiestas Navideñas sean realmente lo Felices que te gustaría y adquiere este pack de 3 sesiones (3 Sesiones de 1 hora cada una) con el que te aseguro que recuperarás esa relación que deseas restablecer y que echas de menos.

 

Sólo pulsa en este botón para saber todos los detalles:

Neus Escoda M.
Licencia Número-9027458